Flipped Classroom: Entrevista a Luis Villanueva

En esta ocasión le pedimos a Luis Villanueva que comparta con nosotros su opinión sobre el uso de las nuevas tecnologías y las herramientas TIC en la educación. Luis fue uno de los ponentes que participó en el congreso “Las TIC en la docencia” en 2016, concretamente dentro del área de modelos y metodologías innovadoras.

villanueva

Luis es profesor de Historia y Alemán y, actualmente, el coordinador TIC del Colegio FEC-Vedruna en Pamplona y formador especializado en el modelo Flipped Classroom. Es autor de varias publicaciones en http://insfored.com; Co-creador de la Aplicación para smartphone “Phrasal Race”, para aprender Phrasal Verbs y autor del blog de Historia Contemporánea http://luisvia.org.

Las TIC en general

Como docente que usa la tecnología en el aula le planteamos algunas preguntas sobre el uso de las herramientas informáticas en la educación.

-¿Qué criterio crees que debería seguir un docente para elegir y utilizar una herramienta digital en su metodología de enseñanza?

  • En mi opinión creo que entre la multitud de herramientas TIC que hay, el docente debe elegir aquella que le resulte cómoda, intuitiva, eficaz y que tenga buena acogida entre sus alumnos.

En un siguiente paso, ese docente puede elegir alguna otra que sea más interesante para los alumnos aunque a él /ella le pueda resultar un poco más ardua o complicada, siempre y cuando la utilización de esa herramienta provoque en los alumnos aprendizaje. Es decir, hay muy buenas herramientas que sí pueden requerir un esfuerzo por parte del docente y quizás merezca la pena hacerlo. Si la herramienta engancha, el alumno mejora y las clases son mejores.

En cualquier caso, no se trata de utilizar muchas herramientas TIC, sino algunas y prácticas. Por último, no es mejor profesor quien más recursos TIC utiliza, sino el que mejor rendimiento saca a las que usa. Las Tic son un medio para conseguir aprendizaje, conviviendo lo nuevo con lo menos nuevo. No hay que obsesionarse.

-¿Crees que todas las herramientas digitales son buenas?

  • No creo que haya herramientas buenas o malas, sino útiles y menos útiles para los usuarios. Algo tan básico como un proyector y un pdf enriquecido puede ser un buen recurso si luego el profesor/a, con sus métodos habituales, su imaginación, ganas e ilusión saca lo mejor de cada alumno atendiéndoles a todos en función de sus capacidades.

En el otro lado tendríamos el profesor que puede utilizar plickers, realidad aumentada, herramientas de gamificación para la evaluación formativa (como kahoot o Socrative), gafas virtuales, perusall, herramientas colaborativas, edpuzzle, classcraft, pantalla de croma, etc y luego no sabe sacar el máximo potencial de todos los alumnos. En este caso, debería seleccionar cuáles son óptimas para su clase y con cuáles obtiene el mejor rendimiento. Hay que tener en cuenta que lo que es bueno para un docente, para otro no lo es.

En mi caso, no utilizo algunas herramientas que a otros compañeros sí les funcionan y hay otras que a ellos no les va bien y a mí me encantan y me parecen muy prácticas. Por tanto, no hablaría de buenas o malas, sino de prácticas o menos prácticas. Pensemos además que la misma herramienta puede ser muy buena para Primaria y no tan buena para secundaria. Y viceversa.

-¿Qué competencias digitales pueden ayudar a un docente a emplear las TIC?

  • Lo primero sería conocer el funcionamiento básico de algunas aplicaciones tales como powerpoint, un navegador y alguna herramienta de gestión para después crear materiales de autor con estas herramientas y otros recursos web para conseguir enganchar con los alumnos. De todas maneras, la competencia digital sin la pedagogía propia del profesor para aportar su conocimiento y su propio sello no nos sirve de nada. Lo digital es un añadido muy interesante a la forma de impartir conocimiento pero no es el fin último. Lo importante es crear ambiente de aprendizaje y atender a todos los alumnos.

Si un profesor se anima a usar las TIC, cosa muy recomendable, deberá empezar poco a poco y pedir ayuda. No pasa nada por pedir ayuda a compañeros o incluso a los alumnos. Actualmente, los chicos dominan las TIC mejor que nosotros. Un ejemplo: sabemos lo que es una infografía pero nunca hemos hecho una con Piktochart o Easel.ly. Démosle a los alumnos este recurso web y que lo hagan ellos. Seguro que nos sorprenden. Quizás tampoco usamos Prezy o Dipity (para líneas del tiempo) y otros tantos buenos recursos digitales. No pasa nada. Conocemos el recurso pero no lo dominamos. Entonces dejemos a los alumnos que lo hagan ellos. Los alumnos no van a decir nada porque el profesor no domine todos los recursos. Si estos son mejores que los de la forma tradicional, seguro que les engancha y aprenden más.

En resumen, cierta competencia digital y predisposición al uso y aplicación de unas herramientas digitales debe tener todo docente, pero con tranquilidad, sin agobiarse y sin intentar abarcar todo. Hay profesores digitales (que no pueden hacer ya nada si no hay internet y que dominan decenas de recursos) y hay otros que están en camino. Lo ideal es dominar lo básico y tener ganas de probar y mejorar, aunque sea pidiendo ayuda a otros compañeros.

fcgi_5-copyeeSobre Flipped Classroom

Luis Villanueva está entre los top 100 profesores del mundo que emplea la metodología Flipped (fuente Flipped Learning Global Iniciative). Por ello le planteamos algunas cuestiones relacionadas con su especialización:

-¿Cómo mejora el modelo Flipped Classroom el proceso de enseñanza y qué beneficios se obtienen tanto a nivel de profesorado como de alumnado?

  • El modelo flipped tiene muchas cosas buenas. De entrada y fundamental, entiende que el centro del proceso de enseñanza aprendizaje es el alumno y en este sentido, el papel del profesor cambia radicalmente pues tiene que “aceptar” que no todos somos y aprendemos igual. Además, en función de esto, es un profesor “a demanda”, que tiene que moverse mucho más por el aula y atender a todos y crear itinerarios de aprendizaje individuales. Por esto, el flipped crea unas relaciones entre profesor-alumno más cercanas y más potentes. Evidentemente este se consigue cuando se traslada a casa (el espacio individual) lo que antes se hacía en clase, para así, utilizar el espacio del aula (el espacio grupal), para trabajar metodologías activas mientras se atienden a aquellos alumnos que tienen más dificultades de manera más personalizada.

Evidentemente, esto requiere, como digo, un papel del profesor mucho más activo. Dicho de otra manera, el profesor “suda” en el aula más que antes, donde hace muchos años, muchos profesores se sentaban en la silla, hablaban (a veces leían literal del libro), corregían y no distinguían entre los distintos tipos de alumnos que tenía.

-¿Qué recursos y materiales necesita un docente para integrar el modelo Flipped Classroom en su proceso de enseñanza?

  • Lo primero, una reflexión sobre lo que ha hecho hasta ahora y su efectividad. En esta reflexión debería plantearse cuántas veces repite lo mismo año tras año y sobre todo, cuántas veces explica cosas a los alumnos que de entrada ya lo saben y entienden y por tanto se aburren perdiendo tiempo en el aula.

Si este profesor es capaz (que lo es) de poner su voz a su presentación de ppt (como si lo explicara en el aula), lo subiera a internet (público o privado) o aun LMS,  luego los alumnos tomaran alguna nota y ese profesor realizara unas preguntas sobre su vídeo para que los alumnos respondan, al día siguiente el profesor tendría una radiografía perfecta de qué saben los alumnos, qué ítems les ha costado más, dónde tiene que ahondar y qué debe pasar por alto puesto que los alumnos ya lo entienden.

Por tanto, podríamos empezar por lo fácil: un ppt al que se le añade el propio audio del profesor/a, unos materiales básicos para trabajar en casa (en caso de que no quiera grabar su presentación), una cuenta de correo para poder subir un vídeo a la red (youtube o vimeo) y formularios google forms. Esto en cuanto a recursos mínimos. Una opción muy válida, que reúne todo lo anterior, sería incrustar preguntas en vídeos propios o ya hechos con la herramienta Edpuzzle.

Posteriormente, el profesor podría, en el aula, evaluar el proceso formativo con herramientas de gamificación como Kahoot, plickers, flipquiz, Socrative, etc, pero recordemos que lo que interesa es que el profesor sepa, antes de entrar en clase, qué saben y qué no sobre un tema, para así, en el aula, aprovechar el tiempo de clase para trabajar metodologías activas individuales o mucho mejor , de manera colaborativa: TBL, ABP, Peer instruction, debates, wikis, retos, preguntas por indagación, etc. El vídeo no es lo más importante. Lo fundamental es hacer activo el aprendizaje en el aula.

-¿A quiénes afecta la integración? (Centro, equipo docente, equipos multidisciplinares…)

  • A los alumnos, que son los que interesan. No creo que haya una Dirección de un centro que pueda poner trabas a la utilización de este modelo. Podrá haber reticencias al cambio, pero si los alumnos usan la clase para mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje, participan, se divierten, son más autónomos, más activos y protagonistas de su aprendizaje, querrán aprender más, y esto es lo que interesa. Una vez que un profesor lo implanta, aunque tengamos fallos, los alumnos se lo pedirán más. Luego  se unirá alguna asignatura en algún proyecto transversal o multidisciplinar,  y esto llegará al equipo directivo y se extenderá al centro, por este orden.

Puede ocurrir que sea el centro, la dirección, quien apueste por este modelo desde el principio, en cuyo caso, las transmisión en cascada es más fácil y está más legitimada. En ambos casos, es el profesor a través de los alumnos el que va a ver si funciona o no, más que el centro, las familias o los compañeros. Un alumnos que hable bien de ti o de tu método es más importante que todo lo demás.

-¿Cómo se introduce en el currículo escolar el modelo Flipped Classroom?

  • Hay que coger los objetivos que vienen pautados por el BOE, luego los contenidos y los  criterios de evaluación y sus estándares. Una vez elegidos los estándares que queremos o debemos trabajar y sus competencias, hay que crear actividades para conseguir esos objetivos teniendo en cuenta que la evaluación del proceso debe estar en línea con lo que queremos que aprendan. En mi caso, tengo como referencia la taxonomía de Bloom, que clasifica los procesos cognitivos por los que pasa una persona a la hora de aprender, siendo el “recordar” el paso más sencillo y “crear “ el paso más elevado y complejo. De los 6 que hay en la taxonomía revisada, nos movemos normalmente en los cuatro primeros: recordar, comprender, aplicar, analizar y en función de lo que quiero conseguir, atendiendo a los estándares, hago unas actividades u otras.

Es más o menos lo que se ha hecho siempre, pero detallándolo un poco más. Lo que sí hay que tener en cuenta para seguir el modelo flipped es qué tipo de actividades planificas para el espacio individual  (casa, antes de la clase) y cuáles para la clase, dentro del grupo y para trabajar las metodologías activas.

Congreso TIC y docencia

En el congreso del año pasado Luis abrió el bloque temático de Modelos y metodologías innovadoras con una charla sobre “TIC, NNTT y el modelo Flipped Classroom”. Le hacemos algunas preguntas en relación al evento:

– ¿Qué crees que aporta a la comunidad docente la celebración de este Congreso?

  • Creo que fue una muy buena iniciativa, ya que la afluencia de público fue muy numerosa (estaba lleno el Baluarte) y esto significa que suscitó el interés de la gente. El escenario,  además, tiene mucha entidad y es un espacio muy interesante para eventos de esta entidad. A nivel de aportación, creo que se pudo ver en una jornada por dónde van los tiros en educación a medio-largo plazo, aparte de que ver experiencias docentes reales, a pie de aula, siempre es enriquecedor para todos aquellos profesores que queremos aprender viendo lo que hacen otros compañeros. Por tanto, pienso que aportó experiencias, ideas y proyectos ejemplarizantes para  casi todos los presentes. Si alguno de ellos pudo poner en práctica en el aula, algo de lo que vio ahí, con eso ya podemos estar satisfechos.

-¿Qué valoración haces del Congreso celebrado el año pasado?

  • Como he comentado antes, mi valoración es muy positiva y pienso que hay que hacer más encuentros de este tipo. Por un lado sirve para ver cosas que otros hacen. Por otro, sirven para a animar a probar y sobre todo sirven para crear redes, contactos de profesores interesados en temas comunes de los cuales se aprende todavía más. En mi caso, después de la ponencia sobre flipped, hubo varios profesores que se pusieron en contacto conmigo para implementar el modelo flipped en el aula, e incluso algunos otros, tiempo después, me escribieron diciendo que lo habían intentado y que les había ido bastante bien, lo cual es muy gratificante.

-¿Qué cambiarías para futuras ediciones?

  • Quizás el horario para que se puedan organizar mejor los centros. Me consta que algunos compañeros, en el café, comentaron que muchos otros habrían querido venir pero que suponía para el centro un problema a la hora de organizar las guardias. Por otro lado, si se hace por la tarde del viernes o incluso por la mañana del sábado podría ser que acudiera menos gente, aunque muchas veces hay muchos congresos muy interesantes que están a rebosar en la mañana de los sábados.

Otra opción sería, quizás, hacer el congreso en dos tandas, por la tarde y entre semana, de manera que podría haber una presentación general, un par de ponencias comunes a todos los intereses, y al día siguiente, alguna otra ponencia y talleres o experiencias.

Sí es cierto y esto es difícil de saber, que cuando hay talleres a la misma hora puede ocurrir que haya gente interesada en varios y que coincida la hora. Una propuesta aquí sería enviar a los inscritos el programa con tiempo para, con un formulario, saber qué intereses pueden tener y a qué talleres acudirían para, de esta manera, organizar y dar la posibilidad de que los más demandados no coincidan, a priori, en la misma franja horaria.

Agradecemos a Luis su tiempo y que haya compartido sus opiniones siendo tan claro y práctico en sus respuestas.

Sin duda que muchos docentes encontraran muy útiles sus consejos a la hora de evaluar y aplicar metodologías innovadoras en el aula y emplear las TIC y herramientas digitales en su día a día.

administrador
administrador